martes, 27 de enero de 2015

Contigo.

Estar juntos con muchos "no te vayas", correr por las calles a oscuras, que me sigas y te quedes sin aliento, merendar un "vete a la mierda" pero atragantarme con cientos "pero vente conmigo", que no te sientas avergonzado de mí, quiero que revientes cabezas por ver mi sonrisa y que cada día me hagas enfadar, quiero cenar un "no te dejaré sola" y dormirme con un "eres feísima", despertarme y ver que estás a mi lado, que me llames y me digas que quieres verme más, que no quieres soltarme nunca ni para ir al baño, que te enfades por gilipolleces, que no seas capaz de estar un día sin verme pero no lo reconozcas, quiero recibir un "buenos días princesa" todos los putos días de mi vida pero si sale de tu boca y que, cuando acaricie tu cuerpo, se te erice la piel, que me sonrías y hagas que me encienda, que cada noche sea inolvidable, que no quiera verte y no haga más que llorar por los rincones de mi habitación, que me guiñes el ojo cada vez que me veas y que me hagas perder la cabeza con cada caricia, que me abraces sólo como tú sabes hacerlo y que, al mirarme a los ojos, me digas todo lo que has callado. Quiero pasarlo todo, quiero pasar contigo todo lo bueno y todo lo malo. Pero todo, sea lo que sea, quiero pasarlo contigo.

domingo, 18 de enero de 2015

Esto va de koalas, focas, osos panda..

Los ratos en el patio del recreo, los "cállate roja", una tarde de cine, el koala, conversaciones infinitas, un halloween inesperado, una camiseta roja y unas zapatillas de igual color, unas mallas negras, un mes de noviembre, una biblioteca, una muerte en Hawaii, una tarde mirando la Alhambra, los paseos por el Albaicín, las tardes estudiando derivadas, las mantas de Barbie, una nochebuena, una nochevieja, un primer cumpleaños, una fiesta sorpresa, los regalos de cumple, la tarde del día de reyes, los burgers, los "qué sensible estás", los pellizcos, los bocados, los besos y las sonrisas.

El modo hippie, las tardes en el césped, las cartas, la brisca, los "loser", los juegos de peleas, las cosquillas, los gunasitos, los "yo te llevo la chaqueta", las miradas, los temblores, los "mira, una familia de patitos", las declaraciones, los deseos de futuro, las lágrimas de felicidad, la risa nerviosa y los patos como testigo de tanto amor.


Contigo lo quiero todo.







lunes, 24 de noviembre de 2014

Un tiempo nuevo.

Comienza para mí lo que viene siendo la etapa más difícil de mi vida estudiantil. Comienzan los exámenes, los agobios, el saber que selectividad está a la vuelta de la esquina, el agobio añadido de que tengo que exigirme más que otras personas para poder estudiar dignamente.

Por otro lado, mi vida ha dado un cambio de 180º. Ahora tengo que aprender a valorarme, a sentirme, a confiar más en mí, a saber lo que me merezco y lo que no, a afrontar todo lo que venga, a sacar fuerzas de donde no las haya, a pedir ayuda cuando sea necesario, a disfrutar de cada minuto de la vida, a querer sin condiciones, a reír hasta que me duela la barriga y a llorar hasta que me quede seca.

Así soy, así he sido siempre y sí seré. Y lo que digan los demás, está de más.

sábado, 21 de diciembre de 2013

El año que venga siempre será mejor que el anterior.

Haciendo un balance de todo este 2013 me he dado cuenta de que he conocido a personas maravillosas que merecen la pena y que también me he cruzado con otras que mejor no habérselas cruzado jamás.
Me quedo con los momentos buenos pero con los malos también. Sobre todo con aquellos que me han hecho más fuerte de lo que ya era.

También te pones a pensar y descubres que gente que pensabas que no iba a ser tan falsa o mala persona contigo sí que lo es. Que han intentado separarte de las personas que quieres o incluso de LA persona que más quieres. Que a la cara son todos muy sonrientes y pelotas y luego por detrás te las van clavando hasta el fondo. No me preocupa en absoluto que dichas personas se hayan alejado de mi vida. Es más, me alegro. No quiero a gente parásita y bicho en mi vida :)

Por otro lado, cuando conoces a esas personas que siempre están ahí, que siempre te sacan una sonrisa y que siempre están dispuestas a ayudarte, esas son las que valen de verdad. A
Aunque no habléis las 24 horas del día ni los 30 días del mes, siempre están ahí para sacarte la sonrisa más grande que nadie te puede sacar. Y ese es el motivo por el que me pongo a escribir esto. Porque los momentos buenos siempre ganan a los malos. Y las sonrisas siempre lideran en el ranking.

Este año no es que haya sido el mejor de toda mi vida, los he tenido mejores. Pero tampoco ha sido el peor. Ha sido un año de cambios y de empezar a aprender de los errores cometidos. Que lo que sucedió una vez no me va a volver a suceder, porque para eso he aprendido de las meteduras de pata. También he aprendido que no hay que darle tanta importancia al qué dirán. Hagas lo que hagas siempre van a criticarte así que, ¿qué más da lo que digan si tu estás agusto haciendo lo que de verdad quieres? Que les den.

Espero que el 2014 venga cargado de buenas noticias, que ya va siendo hora, y que sigan a mi lado las personas que más quiero.

domingo, 2 de junio de 2013

Carta de despedida.

Si supiera que esta fuera la última vez que te vea salir por la puerta, 
te daría un abrazo, un beso y te llamaría de nuevo para darte más.
Si supiera que esta fuera la última vez que voy a oír tu voz, 
grabaría cada una de tus palabras para poderlas oír una y otra vez.

Si supiera que estos son los últimos minutos que te veo,
diría "te quiero" y no asumiría, tontamente, que ya lo sabes.
Siempre hay un mañana y la vida nos da otra oportunidad para hacer las cosas bien,
pero por si me equivoco y hoy es todo lo que nos queda,
me gustaría decirte cuánto te quiero, que nunca te olvidaré.